Obligaciones de los fabricantes de aparatos eléctricos y electrónicos en España

Legalmente*, un aparato eléctrico o electrónico es un aparato que necesita para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinado a ser utilizado con una tensión nominal no superior a 1.000V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos. Esta definición incluye prácticamente todos los electrodomésticos de nuestro hogar (tanto de gama blanca como marrón).

Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos, de sus materiales y de sus componentes deberán por ley*:

 Diseñar todos los aparatos eléctricos y las bombillas y luminarias de hogares particulares, de forma que no contengan plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, polibromobifenilos o polibromodifeniléteres (salvo alguna excepción).

 En la reparación o reutilización de aparatos eléctricos y electrónicos no podrán emplear piezas y componentes fabricados con las sustancias establecidas en el párrafo anterior.

 Diseñar y producir los aparatos de forma que se facilite su desmontaje, reparación y, en particular, su reutilización y reciclaje.

 Proporcionar a las empresas que traten sus residuos (gestores de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) en máximo un año desde la puesta en el mercado del aparato, información sobre su desmontaje (identificación de los componentes y materiales susceptibles de reutilización y reciclado, localización de sustancias peligrosas etc.).

 Informar a los usuarios sobre los criterios para una correcta gestión ambiental de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos procedentes de hogares particulares, los sistemas de devolución y su gratuidad y su recogida selectiva.

 Informar sobre el significado del símbolo del cubo de basura cruzado por un aspa en las instrucciones de uso, garantía o documentación que acompañen al aparato, y de los posibles efectos sobre el medio ambiente o la salud humana de las sustancias peligrosas que pueda contener el aparato.

Símbolo del RD 255/2003 de 28 de febrero

 Establecer sistemas para la recogida selectiva de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que no procedan de los hogares particulares y para que sean transportados a los centros de tratamiento autorizados.

 Remitir información periódica a su Comunidad Autónoma y al Ministerio de Medio Ambiente sobre sus objetivos de recogida selectiva y tratamiento de residuos.

Cada productor será responsable de la gestión de sus residuos.

Todos los productores de aparatos eléctricos y electrónicos deberán inscribirse o estar inscritos en el Registro de establecimientos industriales de ámbito estatal constituido al amparo de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, y del Reglamento del Registro de establecimientos industriales de ámbito estatal, aprobado por el Real Decreto 697/1995, de 28 de abril.

* Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos.

Juan de la Torre

Manitas experto en bricolaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close