14 exclusiones de los seguros de vida que no conocías

14 exclusiones de los seguros de vida que no conocías

Un seguro de vida es aquel en el que el pago por el asegurador de la cantidad estipulada en el contrato se hace dependiendo del fallecimiento o supervivencia del asegurado en una época determinada. La modalidad de seguro de vida más popular es la que cubre del riesgo de fallecimiento (también de invalidez) al/los beneficiario/s. Si ya te has leído nuestros consejos antes de contratar un seguro de vida, es tiempo de conocer lo que cubre y no cubre un seguro de vida, sobre todo esto último. Es lo que se conoce técnicamente como exclusiones de los seguros de vida.

Qué cubre un seguro de vida

Como hemos visto, el seguro de vida por fallecimiento garantiza a los beneficiarios el pago del capital asegurado si se produce el hecho cuyo riesgo ha sido contratado con las excepciones y limitaciones que figuren en la póliza.

Pero, ¡ojo!, porque aunque la póliza del seguro diga por escrito que tenemos cubierta la garantía de “fallecimiento por cualquier causa”, eso no significa que pueda haber exclusiones.

Qué no cubre un seguro de vida

Dependiendo de cada aseguradora, los seguros de vida por fallecimiento tienen más o menos exclusiones. Es decir, que no cubren algunos supuestos de fallecimiento como los siguientes (siempre salvo aceptación y valoración expresa por parte de la aseguradora de un riesgo en concreto):

 Suicidio (de forma general o durante un período inicial): esto es importante y se podría ver como una “carencia” similar a las de las mujeres embarazadas en el seguro de salud (con todas las salvedades). Con esta exclusión del “fallecimiento por suicidio”, la aseguradora pretende evitar la “trampa” que supondría tener tomada la determinación de cometer suicidio pero querer al mismo tiempo dejar bien cubiertos a sus familiares con una indemnización después de su fallecimiento. Por ello, si se comete suicidio inmediatamente después de asegurar tu vida, en el fondo hay un engaño (“dolo“) y muchas aseguradoras tendrán esta exclusión incorporada al clausurado.

RELACIONADO  El seguro de coche a terceros ampliado en España

Además, si se hubiera cometido un intento fallido de suicidio conocido por profesionales médicos, el seguro tampoco tendrá efecto hasta un año después, durante la fase conocida como “rehabilitación” (tiempo que transcurre desde la tentativa conocida de suicidio hasta que la póliza es válida y cubre el supuesto de suicidio).

 Fallecimiento del asegurado causado intencionadamente (dolosamente) por un beneficiario: este es el típico caso de “X envenena a su cónyuge Y con el objeto de cobrar la indemnización del seguro de vida”. En estos casos, si hubiera otros beneficiarios sin responsabilidad por el fallecimiento sí tendrán derecho al cobro del capital asegurado.

 Fallecimiento por actos delictivos del asegurado: imagínese el caso en que el asegurado venía huyendo de la Policía tras cometer un delito y fallece.

 Fallecimiento bajo los efectos del alcohol cuando se supere la tasa legal de alcoholemia prevista en cada país por la normativa de tráfico.

 Fallecimiento bajo los efectos de cualquier droga legal o ilegal.

 Fallecimiento causado directa o indirectamente por una enfermedad o accidente anterior a la fecha de contratación: es decir, que si el asegurado contrató un seguro de vida estando enfermo ya de enfermedad grave que le causara la muerte posterior, la aseguradora se podría desentender de desembolsar el capital asegurado a los beneficiarios.

Por esta razón, las aseguradoras muchas veces obligan al asegurado a hacer una revisión médica previa obligatoria gratuita (se suele exigir a partir de los 45 años de edad y si el capital a cubrir es alto) o que rellenes un cuestionario médico de salud autodeclarativo (tú dices cómo estás, tus hábitos respecto al alcohol y tabaco, tu tipo de actividad y si has tenido enfermedades graves antes de contratar el seguro).

RELACIONADO  Exclusión de seguros

 Fallecimiento de profesionales con situación de riesgo por su actividad profesional, salvo pacto expreso en contrato. Aquí suelen incluirse a los profesionales de líneas aéreas (pilotos y tripulación) y a los pilotos militares. Esto no nos afectará si ocupamos un asiento como pasajeros en un vuelo en una línea comercial regular o un vuelo chárter, mientras que el avión sea de uso civil.

 El fallecimiento en una aeronave no autorizada para el transporte público de viajeros.

 El fallecimiento por accidente de helicóptero.

 El fallecimiento por salto de paracaídas (salvo que fuera motivado por un accidente aéreo previo en una aeronave civil).

 El fallecimiento por radiación nuclear o contaminación radioactiva.

 El fallecimiento durante navegación submarina o en viajes de exploración.

 El fallecimiento en caso de que esa causa pueda estar cubierta por el Consorcio de Compensación de Seguros.

 El fallecimiento en competiciones deportivas, como profesional o como amateur, salvo que esté expresamente cubierto (motociclismo, automovilismo, alpinismo, aviación deportiva, tauromaquia, esquí fuera de las pistas habilitadas, etc.).

Las cosas, así, siempre que vayas a contratar un seguro de vida es bueno que leas a fondo la “letra pequeña” y si necesitas una cobertura especial, háblalo con tu agente o corredor de seguros. Estos mediadores de seguros saben mucho más que tú del tema, y te ayudarán a conseguir la mejor prima para tus necesidades. Y si ya tienes contratado tu seguro y quieres hacer una reclamación recuerda que puedes reclamar ante el servicio de atención al cliente de la aseguradora (o su defensor del cliente), y si no responde en dos meses o lo hace desfavorablemente, ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. También tienes la opción del arbitraje de seguros o los Tribunales de Justicia.

RELACIONADO  Propuesta de seguro

Martin Ruiz Felipe

Especialidad en Seguros. Experto en Prevención de Blanqueo de Capitales. Soy Licenciado en Derecho por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.Actualmente trabajo como Letrado en el Departamento de Compliance de una entidad de seguros lider en su sector.Ofrezco asesoramiento jurídico en la aplicación/interpretación del contrato de seguro en sus diferentes modalidades.Colaboro porque presté mis servicios profesionales durante seis años en la asesoría jurídica de la Organización de Consumidores y Usuarios, y tengo una clara sensibilidad en los asuntos de protección al consumidor y la defensa de sus legítimos intereses.

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Hola, ¿cubre el seguro de vida si el tomador fallece en un accidente de tráfico y da positivo en la prueba de alcoholemia, si en las condiciones particulares del contrato no aparece dicha exclusión?

    1. Hola Lidia, es una pregunta difícil que tendría que contestar un agente o corredor de seguros con experiencia en el ramo de vida.

      Por una parte habría que consultar detenidamente el clausulado de la póliza pq aunque no lo excluya explícitamente, si hay un atestado policial que atestigua que la causa de la muerte fue conducir ebrio la aseguradora podría poner pegas. Aunque, es verdad que los seguros de vida, a partir de un año de carencia, suelen cubrir la muerte por suicidio del tomador.

      Consulta al especialista.

  2. Tengo un seguro de vida bbva y tuve un accidente de trafico en el cual estaba embarazada y perdi mi bebe de 20 semanas me cubriria el seguro de vida?

    1. Hola yo entiendo que no porque en un seguro de vida el asegurado es el tomador, y en este caso eras tú, la madre. El riesgo que se cubre es el fallecimiento del asegurado. Como quien falleció, desgraciadamente, era el feto, que no estaba asegurado, no hay derecho a indemnización.

  3. Tengo contratado un Seguro de vida. Padezco de esclerosis múltiple. Ya tenía la enfermedad cuando lo contrate la gestora me dijo que era autorizado. Pero yo tengo dudas.

    1. María José

      No aclaras si la gestora es personal propio de la aseguradora, un agente de seguros o un corredor de seguros, ya que en función del grado de dependencia del comercial respecto de la aseguradora, más fácil será hacer a la aseguradora responsable.

      Tampoco aclaras si esa “autorización” fue verbal o la tienes por escrito.

      No estaría de más consultar de nuevo a la gestora y que se pronuncie por escrito para tu tranquilidad y la seguridad de tu bolsillo. A ver si vas a estar falsamente confiada en que el seguro te cubrirá y al final no es así.

      Mucha suerte y cuéntanos en qué queda la cosa. En asuntos de seguros hay que ir siempre con la verdad por delante. Todos ganamos así.

      Lee esto
      https://www.consumoteca.com/economia-familiar/seguros/cuestionario-de-salud/
      https://www.consumoteca.com/economia-familiar/indisputabilidad-seguro-vida/
      https://www.consumoteca.com/economia-familiar/seguros/inexactitud-de-datos/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close