Cinco puntos que el banco valora de tus ingresos antes de concederte una hipoteca

Cinco puntos que el banco valora de tus ingresos antes de concederte una hipoteca
Una hipoteca es un derecho de garantía que recae sobre bienes inmuebles (pisos, casas, etc.) y que asegura la devolución de un préstamo o crédito mediante la concesión a su titular (el banco) de la facultad de obtener el valor del bien inmueble sobre el que se constituya.A la hora de conceder una hipoteca, el banco tiene muy en cuenta el perfil financiero del solicitante, y en particular los siguientes puntos:

 Lo primero que verifica el banco es tu capacidad de ahorro, tu nivel de ingresos y tu situación laboral;

 A continuación el banco analiza que puedas pagar la cuota periódica del préstamo hipotecario y que ésta, sumada a las cuotas del resto de tus deudas, no represente más del 35% ó 40% del total de tus ingresos.

 Por último, el banco además comprueba que el porcentaje de financiación solicitado no supere entre el 70% ó el 80% del valor de tasación del inmueble, según se trate de vivienda habitual o segunda residencia.

Ahorros iniciales

El solicitante de una hipoteca, por lo tanto, deberá contar con unos ahorros iniciales importantes para poder optar a una hipoteca, a la que deberá añadir entre un 7 y un 10% en concepto de comisiones, gastos e impuestos.Además, actualmente (verano 2010), algunos bancos calculan, dado que el Euribor está muy bajo, si podrás seguir pagando tu hipoteca en caso de que el Euribor suba hasta el 3% ó el 5%.
RELACIONADO  Todo lo que tienes que saber sobre préstamos hipotecarios

Cómo valoran los bancos los ingresos del solicitante

Cualquier entidad financiera valora los ingresos de los solicitantes a la hora de conceder una hipoteca, ya que son uno de los puntos más determinantes para evaluar si estos últimos podrán hacer frente o no a la cuota de la hipoteca.Resulta muy importante analizar cómo los bancos evalúan los ingresos, ya que tienen en cuenta los siguientes aspectos:

1. Volumen de ingresos: El primer aspecto, y también el más conocido por todos, es que los ingresos de los solicitantes permitan hacer frente a la cuota de la hipoteca.

-Por norma general, las entidades financieras estiman que esta cuota, sumada al resto de deudas pendientes, no debe suponer más del 35% o 40% de los ingresos de los que solicitan la hipoteca, aunque hay entidades que son más exigentes que otras. Para ver hasta qué punto alguien encaja dentro de este perfil, resulta muy práctico visitar un comparador de hipotecas personalizado.

2. Tipo de contrato: El banco también tiene muy en cuenta el tipo de contrato de trabajo de los solicitantes, ya que valora mucho los que garanticen ingresos estables.

-Si el solicitante no puede mostrar un contrato de trabajo indefinido, por ejemplo, pero sí unos ingresos estables a lo largo de los últimos años no hay razón por la cual las entidades financieras rechacen su petición.

-Lo que sí tendrá que tener en cuenta el solicitante es que los bancos le pedirán con casi total seguridad sus últimas declaraciones de la renta para evaluar con mayor rigor su candidatura.

RELACIONADO  Préstamo con garantía hipotecaria

3. Ingresos estables o variables: Los bancos realizan un análisis exhaustivo de los ingresos del solicitante, de los cuales contarán más los estables que los variables.

-Los ingresos estables de un usuario son aquellos que provienen de los salarios fijos, pensiones o rentas, y que no han variado a lo largo de un período concreto. Son, por lo tanto, los que aseguran a las entidades financieras la estabilidad económica del cliente y su capacidad de hacer frente a las cuotas de la hipoteca.

-Por su parte, los ingresos variables son todos aquellos que provienen de comisiones, beneficios o bonus. Los bancos valoran más los ingresos variables que no se hayan modificado mucho en los últimos años, ya que son, una vez más, un síntoma de estabilidad financiera.

4. Antigüedad: La antigüedad laboral es otro de los factores que tienen en cuenta las entidades financieras. Se tiene en cuenta no sólo en el trabajo que los solicitantes ocupen en la actualidad sino a lo largo de su vida laboral.

En general se ponderará mejor a los solicitantes de hipoteca que hayan tenido trabajos de mayor duración y, además, no haya pasado mucho tiempo entre empleos sucesivos.

5. Fuente de los ingresos: Hay que decirlo todo. Aunque evidentemente el banco otorgará mayor importancia a otros aspectos, la fuente de los ingresos también está sujeta a evaluación.

Para una entidad bancaria no es lo mismo que el solicitante sea funcionario público o que trabaje en una multinacional, una empresa de reciente creación o de un autónomo que justo empieza con su actividad profesional.

Más información: HelpMyCash.com – Comparador de hipotecas
RELACIONADO  Se aprueba una nueva norma sobre contratos bancarios y letra pequeña

RECLAMAR IRPH
SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Uno de nuestros abogados te contestará en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. La cantidades a recuperar de media ascienden a más de 15.000€. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

Olivia Feldman HelpMyCash

Especialista en finanzas personales. Olivia Feldman es especialista en finanzas personales y cofundadora de HelpMyCash.com, el único comparador de hipotecas personalizado del mercado. “El objetivo de HelpMyCash.com es el de mejorar la experiencia del consumidor durante el proceso de selección de su hipoteca”.HelpMyCash y Consumoteca son dos propuestas de Internet absolutamente complementarias. Las dos persiguen que el consumidor elija lo mejor para sus intereses, que elija informadamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú