La compra de saldos: cosas a tener en cuenta por los consumidores

La normativa de comercio estatal* y autonómica regula las distintas modalidades de venta de los comercios en beneficio de los consumidores: saldos, rebajas, liquidaciones, etc.

Qué son los saldos
Los saldos son las ventas de productos a precios manifiestamente reducidos por su deterioro, desperfecto, desuso u obsolescencia, y que estaban incluidos en la oferta habitual con anterioridad mínima de seis meses.

Si los productos ofertados como “saldo” están defectuosos o deteriorados, el comerciante debe anunciarlo de forma expresa.

Requisitos para la venta de saldos
La normativa de comercio exige a los comercios:

 Que la venta se anuncie como venta de saldos o restos, señalando las circunstancias y causas concretas que la motivan (productos obsoletos, o productos defectuosos)

 Que los productos en venta como saldos, hayan pertenecido al comerciante como mínimo, seis meses antes de la venta.

Tiendas de saldos
Tienen la consideración de establecimientos de venta de saldos los que se dedican de manera exclusiva a este tipo de ventas, debiendo anunciarse claramente esta circunstancia en el rótulo del establecimiento.

Son los únicos establecimientos en los que se pueden saldar artículos ajenos y artículos adquiridos específicamente con la finalidad de ser vendidos como saldos y no existe el requisito de antigüedad mínima de 6 meses.

(*) Normativa estatal que regula los saldos: Art. 28 y 29, Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

El artículo 28 (Concepto), dice así:

1. Se considera venta de saldos la de productos cuyo valor de mercado aparezca manifiestamente disminuido a causa del deterioro, desperfecto, desuso u obsolescencia de los mismos.

2. No cabe calificar como venta de saldos la de aquellos productos cuya venta bajo tal régimen implique riesgo o engaño para el comprador, ni la de aquellos productos que no se venden realmente por precio inferior al habitual.

3.  Tampoco cabe calificar como venta de saldos aquella en que los productos no pertenecieran al comerciante seis meses antes de la fecha de comienzo de este tipo de actividad comercial, excepción hecha de los establecimientos dedicados específicamente al referido sistema de venta.

El artículo 29 (Deber de información), dice así:

RELACIONADO  AC Nielsen

1. Las ventas de saldos deberán anunciarse necesariamente con esta denominación o con la de «venta de restos.

2. Cuando se trate de artículos deteriorados o defectuosos, deberá constar tal circunstancia de manera precisa y ostensible.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

María Gallego Igea

Licenciada en Derecho. Experta en Derecho de Consumo.Soy Licenciada en Derecho y Master en Derecho Empresarial (Universidad Antonio de Nebrija 1997). Soy actualmente Abogada en ejercicio, con más de diez años de experiencia en despacho propio, que desarrolla su labor profesional en diferentes ámbitos del mundo del consumo (asesoría, mediación y arbitraje).Soy Letrada del turno de oficio y Arbitro de la Corte Arbitral del Colegio de Abogados de Madrid.Colaboro con Consumoteca porque es una oportunidad de acercar mis conocimientos legales a la realidad diaria de las personas que accedan a esta web, y porque supone una oportunidad única para conocer de primera mano los problemas reales que surgen en la vida cotidiana.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me ofrecen un teléfono en liquidación por la mitad de su precio como consecuencia de que el producto está agotado y no se volverá a fabricar. El comercio me dice que me da personalmente una garantía de 6 meses, devolviéndome el dinero en caso de mal funcionamiento y sin posibilidad de arreglo al no existir piezas por estar agotado el producto desde hace tiempo ¿Es correcto este ofrecimiento de garantía o debo exigirle los dos años que marca la ley?

    1. Si el producto es nuevo y no procedente de otro usuario (devolución, fuera de stock, reacondicionado, etc), no vemos por qué no te van a dar tus dos años de garantía ni tampoco por qué no te van a garantizar la disponibilidad de piezas de repuesto 5 años después de dejar de fabricarse que marca la ley.

      No suena bien!!

      Lee esto:
      http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=FRAME_Contenido_FA&childpagename=PortalConsumidor%2FFRAME_Contenido_FA%2FPTCS_contenidoFaq&cid=1343065652132&p=1343064070808&pagename=PTCS_wrapperCR
      Los servicios de asistencia técnica están obligados a dar servicio de piezas de repuesto durante al menos cinco años desde que el producto deja de fabricarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close