Consejos antes de utilizar un banco solar en un centro de bronceado

Los centros de bronceado son establecimientos públicos que se usan cada vez más, todo el año, por razones estéticas.

En España existe una normativa que regula los servicios prestados por estos centros con el fin de evitar riesgos para la salud y la seguridad de los consumidores y usuarios. Aquí te contamos o que tienes que saber antes de contratar los servicios de estos centros.

1.-Conoce tu piel y tus antecedentes familiares:
Las radiaciones ultravioletas pueden provocar cáncer de piel. Si hay antecedentes cutáneos en la familia, si tu piel es pálida, si te sueles quemar en la playa, si tienes muchos lunares, manchas, eczemas, etc. consulta a tu médico dermatólogo.

2.-Menores de edad:
La normativa* prohíbe el acceso a los centros de bronceado a los menores de 18 años.

3.-Desaconsejables si:
Los centros de bronceado no son aconsejables para mujeres embarazadas, gente tomando medicamentos (antibióticos, antidepresivos, somníferos, antisépticos locales o generales. En caso de duda, consultar al médico) o gente maquillada o perfumada.

Es obligatorio desmaquillarse, no perfumarse y retirar todos los cosméticos de la piel, antes de exponerse a los rayos ultravioleta, para evitar reacciones indeseadas (los perfumes y colonias provocan un aumento de la fotosensibilidad).

También hay que desprenderse de ornamentos, joyas y bisutería y nunca se deben utilizar cremas solares.

4.-Información previa:
Antes de pasar por un centro de bronceado, el personal a su cargo te debe proporcionar un calendario/ficha personalizada de utilización del aparato de bronceado, al objeto de anotar en él las recomendaciones específicas, las sesiones de exposición radiante y el tipo de exposición de dosis total recibido con el fin de llevar un control de ellas.

RELACIONADO  Centro de rayos UVA

Esta ficha tuya debe permanecer en posesión del centro (en Catalunya, cinco años).

5.-Uso de gafas:
Es obligatorio el uso de gafas de protección ocular adecuadas, para evitar lesiones oculares (inflamación de la córnea o cataratas). El centro de las debe dar gratis, y si pertenecen a otros usuarios, deben estar debidamente limpiadas previamente.

Además debes saber que los aparatos emisores de rayos ultravioleta de las camas solares tienen una luz intensa así que no conviene mirar al emisor cuando el aparato esté en funcionamiento.

6.-Uso:
Es conveniente seguir las instrucciones y recomendaciones del personal del centro de bronceado respecto a la duración, los intervalos de exposición y las distancias a las lámparas

7.-Primera sesión:
Tras la primera sesión (o cualquier otra) no se debe, ese mismo día, tener una exposición solar.

8.-Espacio entre sesiones:
Se recomienda que pasen al menos 48 horas entre las dos primeras sesiones de rayos UVA.

9.-Publicidad:
Por Ley,  cualquier publicidad relativa a los efectos de los aparatos de bronceado debe ir acompañada del siguiente mensaje:

“Los rayos de los aparatos de bronceado UV pueden afectar a la piel y a los ojos. Estos efectos dependen de la naturaleza y de la intensidad de los rayos, así como de la sensibilidad de la piel de las personas”.

10.-Factura y hojas de reclamaciones:
Los centros de bronceado están obligados a entregarte una factura y a tener a disposición de sus usuarios hojas de reclamaciones.

Recuerda que, en general, las radiaciones ultravioleta pueden afectar gravemente a la piel y a los ojos, que las exposiciones intensas y repetidas pueden provocar un envejecimiento prematuro de la piel, así como un aumento del riesgo de desarrollar un cáncer de piel y que los daños causados en la piel son irreversibles.

RELACIONADO  El peligro de los centros de bronceado

* Real Decreto 1002/2002, de 27 de septiembre, por el que se regula la venta y utilización de aparatos de bronceado mediante radiaciones ultravioletas.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

Eva Tamames

Soy una abogado con ejercicio en Madrid con muchos años de experiencia en el derecho de recuperaciones. He trabajado para varios de los más grandes bancos de este país, en su área de recuperaciones. En la actualidad ejerzo la abogacía en el ámbito de la violencia de género.Creo que Consumoteca es un proyecto participativo que tiene que ocupar un gran vacío entre la información de las empresas por un lado, y la de las asociaciones e instituciones de consumo.En medio no hay nada, y mucho menos, nada que sea participativo, terreno que están ocupando Blogs y contenidos poco elaborados de baja factura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close