Qué dice la ley sobre recogida de los residuos de pilas y acumuladores portátiles

Las pilas y baterías nos hacen la vida más cómoda pero una vez cumplida su misión se convierten en residuos muy peligrosos por los materiales contaminantes con las que están hechas así que no se pueden simplemente tirar a la basura, hay que recogerlas selectivamente y tratarlas debidamente en lugares especialmente preparados para ello.

Respecto a los residuos de pilas y baterías, la normativa de 2008* obliga a la recogida selectiva de los residuos de pilas y baterías (que será gratuita para los usuarios finales y sin contraprestación), a la creación de redes de puntos de recogida selectiva distribuidos de acuerdo a la densidad de población y en número suficiente, accesibles y cercanos al poseedor o usuario final, y a la información y separación en origen, al menos, de las pilas botón usadas respecto a las demás.

Empresas de distribución
Las empresas distribuidoras que dispongan de puntos de recogida selectiva de pilas estarán obligadas a aceptar el retorno de las pilas y acumuladores portátiles usados sin cargo alguno para sus poseedores o usuarios finales, y tampoco podrán exigir a éstos la compra o adquisición de pilas o acumuladores portátiles nuevos.

Además, en el momento de vendernos pilas o acumuladores portátiles, los distribuidores están obligados a aceptar, sin cargo alguno para el poseedor o usuario final, la devolución de las pilas y acumuladores portátiles usados a los que sustituyan (por ejemplo, un relojero que sustituye una pila botón vieja por una nueva).

Municipios
En el ámbito geográfico de las entidades locales, la recogida selectiva de las pilas y acumuladores portátiles usados generados en domicilios particulares, comercios, oficinas o similares, y su transporte desde los puntos de recogida selectiva hasta los centros de almacenamiento temporal, antes de su entrega a las plantas de tratamiento y reciclaje, deberán realizarlos los servicios de los sistemas públicos de gestión organizados por las entidades locales competentes.

Alternativamente, y previa autorización o concesión de las entidades locales competentes, esta recogida y transporte también podrá realizarse por alguna de las siguientes modalidades:

 A través de otros servicios públicos de titularidad local o autonómica;

 A través de servicios de recogida concertados varias entidades locales con operadores económicos u otras organizaciones privadas, oficialmente autorizados por la comunidad autónoma correspondiente.

 Mediante los servicios puestos en funcionamiento por los sistemas integrados de gestión o sistemas de gestión individual.

En los puntos de recogida selectiva se deberá exponer al público la suficiente información que facilite y permita una correcta operación de depósito en el propio punto, así como una primera clasificación de las pilas y acumuladores usados, en función de tipos y tamaños, separando, al menos, las pilas botón del resto de pilas y acumuladores.

Centros de almacenamiento temporal
En los centros de almacenamiento temporal se procederá a una nueva clasificación de las pilas y acumuladores portátiles usados recibidos, que se llevará a cabo separando las pilas y acumuladores caracterizados como residuos peligrosos, mediante la segregación de, al menos, los residuos de pilas botón, pilas estándar, acumuladores portátiles que contengan cadmio o plomo, restantes acumuladores portátiles y otros tipos de pilas portátiles.

Los residuos de pilas o acumuladores caracterizados como peligrosos (pilas botón y acumuladores con cadmio o plomo), se entregarán a un gestor autorizado de residuos peligrosos, considerándose el resto, salvo prueba en contrario, residuos no peligrosos a entregar a un gestor autorizado de este tipo de residuos.

Los productores garantizarán, mediante su propio sistema de gestión individual, a través de terceros o mediante sistemas integrados de gestión, el transporte de estos residuos desde los centros de almacenamiento temporal hasta las plantas de tratamiento y reciclaje.

En el supuesto de productores que hayan establecido sistemas de depósito, devolución y retorno, será su propia organización o servicio quien se encargue de recoger los residuos de las pilas, acumuladores y baterías que haya puesto en el mercado y trasladarlos directamente desde los establecimientos de los distribuidores o vendedores hasta las plantas de tratamiento y reciclaje o hasta los centros de almacenamiento temporal para su posterior reenvío, a su cargo, a las plantas de tratamiento y reciclaje.

* Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos.

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com.Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close