Qué hacer en caso de accidente en un transporte público colectivo

Diariamente hacemos desplazamientos en medios de transporte público colectivo (autobús, metro, tren de cercanías, etc.) y no suele pasar, pero ¿y si hay un accidente y nos vemos obligados a pasar unos días de baja? ¿Y si al parar el autobús lo hace fuera de la isleta prevista y nos rompemos un hueso al bajar, debido al escalón?

El transportista tiene una responsabilidad que la ley cubre por medio de un seguro de contratación obligatoria: el Seguro obligatorio de viajeros (SOV).

Qué es el SOV y qué cubre
El SOV (Seguro Obligatorio de Viajeros) es un seguro que cubre los daños corporales que puedan sufrir todos los viajeros del transporte público colectivo.

Qué cubre
El Seguro Obligatorio de Viajeros, en caso de requerirlo, nos dará derecho a percibir las indemnizaciones que correspondan así como, asistencia sanitaria en caso de incapacidad temporal, permanente o fallecimiento.

En concreto, el seguro cubre las lesiones corporales que sufran los viajeros a consecuencia directa de choque, vuelco, alcance, salida de la vía o calzada, rotura, explosión, incendio, reacción, golpe exterior y cualquier otra avería o anormalidad que afecte o proceda del vehículo,  excluyendo a los asegurados que provoquen los accidentes en estado de embriaguez, o bajo los efectos de drogas, estupefacientes o estimulantes, o mediante la comisión de actos dolosos.

El seguro da derecho a asistencia sanitaria y a indemnizaciones que dependerán de la graduación de la lesión.

Accidentes cubiertos
Es necesario que el accidente se ocasione dentro del medio de transporte, se haya o no iniciado el viaje o bien se produzca al entrar o salir del mismo incluso aquellos que se puedan producir durante la recogida o entrega del equipaje.

Requisitos para exigir la cobertura del SOV
Para tener derecho a las coberturas del SOV en caso de accidentes es necesario estar provisto del billete, salvo:

-Que por circunstancias del accidente sea posible que se haya destruido o perdido,

-Que los afectados sean menores de edad que por normativa estén excluidos del pago del billete, quienes estarán también asegurados,

-Que se trate del personal de la empresa que realice servicios dirigidos al mantenimiento o funcionamiento del vehículo o personal de la administración que realice funciones de control durante el viaje.

Qué hacer
En caso de accidente, incluso aunque aparentemente en ese instante nos sintamos bien, el viajero asegurado o sus beneficiarios deberán dar aviso a la empresa en cuyo vehículo se haya producido el accidente o al personal de la empresa que preste servicio en los medios de transporte, o esté al frente de las estaciones, administraciones o instalaciones.

El asegurado o sus beneficiarios deberán probar que los daños corporales sufridos han sido consecuencia del accidente. Para ello, podrán aportar certificados médicos realizados o en caso de fallecimiento, la certificación literal emitida por el Registro Civil.

Por ello es importante recabar siempre y cuando las circunstancias lo permitan, toda la información que luego pueda ser útil, como por ejemplo, los datos del conductor, del vehículo, del seguro así como de testigos que hayan podido presenciar el accidente.

Asistencia sanitaria
El seguro cubre las lesiones que no requieran hospitalización o un tratamiento especializado en cura ambulatoria hasta las 72 horas siguientes al accidente salvo en el caso que el viajero tenga un seguro que cubra el accidente, en cuyo caso,  la asistencia se prolongará hasta 10 días.

En los demás casos, la asistencia durará hasta 90 días.

Qué no cubre el SOV
El SOV no cubre daños materiales, sólo cubre los daños corporales, lo cual no significa que los daños materiales (sobre nuestras pertenencias) no sean reclamables pero no a través de este seguro.

El SOV es compatible incluso, con el seguro de circulación de que disponga la empresa de transportes públicos.

Por tanto, es imaginable en un accidente con lesiones y la rotura, por ejemplo, de nuestras gafas o del ordenador que iba en su maletín reclamar la cobertura por las lesiones a la aseguradora con la que tenga asegurado el SOV el transportista, y los daños materiales al seguro de circulación del transportista, o si no nos hacen caso, a través del arbitraje de transportes.


GD Star Rating
loading...
Comparte!