Cómo comunicar a tu compañía telefónica tu intención de darte de baja

Derechos usuarios telecomunicaciones | 29 de Julio de 2010 | Deja un comentario

Todos los usuarios de telecomunicaciones tienen derecho a resolver en cualquier momento su contrato con su compañía de teléfonos, respetando un preaviso mínimo de quince días de antelación y pasando por la penalización prevista en el contrato en caso de existir un compromiso de permanencia firmado.

La Carta de los derechos de los usuarios de telecomunicaciones
El séptimo derecho de la “Carta de los derechos de los usuarios de telecomunicaciones” es el derecho a cambiar de operador en cualquier momento.

El usuario de un servicio de telecomunicaciones tiene derecho a cambiar de compañía en cualquier momento manteniendo su número de teléfono si cambia de operador en los siguientes supuestos:

 en caso de telefonía fija si no cambia de domicilio

 en caso de telefonía móvil (portabilidad)

 servicios de tarifas especiales y de numeración personal

Cómo solicitar la baja
Los usuarios podrán solicitar la baja en la forma prevista en los contratos, debiendo constar en el contrato el teléfono de atención al público, la dirección electrónica y la página web del operador, así como la dirección postal de la oficina comercial del operador y del departamento de atención al cliente.

Si el único medio habilitado por la compañía telefónica para tramitar bajas es el telefónico, no olvides solicitar un número de referencia de la petición y llevar apuntados en una libreta la fecha y números de referencia que te vayan dando desde ese momento si tienes que volver a llamar días más tarde para protestar porque tu solicitud no se ha tramitado.

Te recomendamos, es tu derecho,  exigir a la compañía de telecomunicaciones que se te remita un documento que permita acreditar la solicitud de baja.

Fuente:
Elaboración propia y
www.usuariosteleco.es

Compartenos!

Juan del Real Martín

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en un montón de sitios y me gusta leer y montar en moto. Tras trabajar ocho años en la más grande de las asociaciones de consumidores de nuestro país, decidí montar y financiar de mi bolsillo Consumoteca.com en 2009 para ayudar a conseguir gente más informada a la que no timen las empresas. Consumoteca, con cuatro mil contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad y quiero contribuir con mis conocimientos tanto en derecho del consumo como en Internet, diseño y usabilidad web a una sociedad más informada y a que las empresas nos respeten más como consumidores y usuarios. Lo que me gusta de este proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com