Qué normas higiénico-sanitarias y médicas deben cumplir los parques acuáticos

Un parque acuático es todo recinto acotado, con control de acceso público, constituido por diversas atracciones recreativas acuáticas e instalaciones complementarias (cafeterías, restaurantes, tiendas, etc.), con independencia de su titularidad pública o privada o de su ánimo o no de lucro.

Las normas autonómicas que regulan los parques acuáticos específicamente (Andalucía, Islas Baleares, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana) incluyen alusiones a las normas y medidas higiénico-sanitarias que deben cumplir los parques acuáticos

Normas higiénico sanitarias
Las normas higiénico-sanitarias de las CCAA incluyen:

 la desinsectación y desratización de las instalaciones del Parque Acuático deberán realizarse al menos una vez al año, y siempre que la Empresa o la autoridad sanitaria o municipal lo estime conveniente.

 los aseos y vestuarios: diferenciados para cada sexo, en locales cubiertos y ampliamente ventilados al exterior, de material cerámico vitrificado y suelo autodeslizante de forma que resulten de fácil limpieza y desinfección y con pendientes necesarias para el desagüe.

 el guardarropa: la ropa y el calzado podrá depositarse en unidades independiente y de uso directo tales como armarios, taquillas, cabinas o similares o en unidades comunes a través de un servicio de recogida.

 el agua de consumo público: surtidores repartidos armónicamente en el recinto, en una proporción mínima de uno por cada 750 personas de aforo máximo autorizado (en Andalucía), provistas de un perímetro de protección para su encharcamiento

 las aguas residuales: los Parques Acuáticos dispondrán de una red de recogida de las aguas residuales, que impida su discurrir libremente. La evacuación de las aguas residuales deberá realizarse a través de la red municipal de alcantarillado.

 los residuos sólidos: el Parque contará con un número de papeleras adecuado al aforo. Los residuos sólidos diarios serán depositados en contenedores de cierre hermético y de material adecuado para su limpieza. El almacenamiento de aquellos se efectuará en lugar apartado del público.

Normas médicas y botiquín
En este punto coinciden todas las normas autonómicas, puesto que determinan la obligatoriedad de la existencia de un Servicio de Asistencia Sanitaria, además de las condiciones que debe tener el mismo.

Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana*, la regulación en este punto establece que todo parque acuático dispondrá de un servicio de asistencia sanitaria ubicado en lugar visible, convenientemente señalizado, de fácil acceso por el interior del recinto, y que permita a su vez una rápida e inmediata evacuación hacia el exterior. Las dimensiones de dicho servicio serán las adecuadas para un desarrollo correcto de las actividades sanitarias.

 Esta dependencia reunirá condiciones adecuadas de limpieza, higiene, iluminación y ventilación, dispondrá de lavamanos y teléfono directo con el exterior.

 Existirá comunicación mediante cualquier sistema eficaz, con el personal de socorrismo emplazado en los vasos.

 El servicio de asistencia sanitaria se prestará de modo permanente, desde el momento de la apertura diaria de las instalaciones al público, hasta el cierre de las mismas, y será atendido por una plantilla cuya presencia física, con independencia de la afluencia de público, constará de una dotación mínima de un médico y un ATS o DUE.

 El servicio de asistencia sanitaria estará provisto de medicamentos y material sanitario adecuado y suficiente, para garantizar las atenciones o servicios médicos a los usuarios.

 Se establece, al efecto en la normativa valenciana un anexo con el material y medicamentos mínimos que debe tener este servicio:

-Material de cura (algodón, gasas, vendas y productos antisépticos),

-Camilla basculante,

-Bala de oxígeno con mascarilla, etc.

Servicio de ambulancia
Los parques acuáticos dispondrán de un servicio de ambulancia propio o concertado que garantice en todo momento cualquier evacuación en condiciones óptimas y rápidas.

En cualquier caso, el servicio de asistencia sanitaria de un parque acuático dispondrá de la preceptiva autorización administrativa autonómica.

Tratamiento y control del agua
En mayor o menor medida todas las normas autonómicas que regulan los parques acuáticos establecen las exigencias que deben cumplirse con el agua, elemento indispensable en este tipo de parques.

En este sentido las normas regulan la calidad del agua, su depuración, el tiempo de recirculación del agua en las diferentes atracciones, la instalación de contadores de agua, los productos químicos a utilizar, los análisis que deben realizarse sobre el agua, la obligatoriedad de prestar un servicio de agua caliente, etc.

* Decreto 255/1994, normas higiénico-sanitarias y de seguridad de las piscinas de uso colectivo y parques acuáticos, modificado por Decreto 97/2000 de 13 de junio.


GD Star Rating
loading...
Comparte!