Definición y clasificación de las entidades no lucrativas por Lester Salomon

Definir el Tercer sector y las entidades que lo conforman es complicado por la doble negación de la definición de las entidades no lucrativas (ENLs) y ONGs que lo conforman: no son del gobierno y tampoco tienen ánimo de lucro.

Hay muchos intentos de acotar y delimitar la actividad y tipología de ENLs del Tercer sector. La más valorada por ser homologable en varios países fue la definición que en 1992 hizo el Profesor Lester Salomon de la John Hopkins University atendiendo a la estructura de las ENLs. El representante para España de este estudio fue el profesor Ruiz de Olabuénaga.

Requisitos para llamarse ENL
Los cinco rasgos básicos estructurales que deben reunir las entidades no lucrativas son para Salomon:

1-Organización formal: objetivos generales estables, recursos para conseguir estos objetivos, fórmula jurídica no lucrativa y estructuración interna;

2.-Privadas: personalidad jurídica no pública y separada de la administración;

3.-Capacidad de autogobierno: existencia de responsabilidad corporativa y órganos de gobierno propios;

4.-No hay reparto de beneficios: estos se reinvierten en la consecución del fin social;

5.-Existencia de participación voluntaria: estas ENLs incluyen voluntarios entre sus miembros que consciente y libremente dedican tiempo no remunerado al fin social.

Categorías de ENLs
Define Salomon doce categorías de actividad de las ENLs en función de su actividad:

 Cultura, deporte y ocio: teatros, museos, zoos, acuarios, clubes deportivos, etc.

 Educación e investigación: escuelas de primaria, universidades, institutos de investigación.

 Salud: hospitales, centros de rehabilitación, etc.

 Servicios sociales: infancia, juventud, tercera edad, refugiados, etc.

 Medio ambiente: protección, conservación, etc.

 Desarrollo comunitario y vivienda: asociaciones de vecinos.

 Derechos civiles, asesoramiento legal y política: asociaciones cívicas, asociaciones de consumidores, partidos políticos, etc.

 Intermediarios filantrópicos y de promoción del voluntariado: fundaciones, plataformas de voluntariado.

 Actividades internacionales: programas de ayuda, intercambio, derechos humanos, etc.

 Religión: organizaciones religiosas con servicios asistenciales.

 Asociaciones profesionales y sindicatos: asociaciones de empresarios, profesionales y trabajadores.

 Mutualidades de previsión social y otras.

Las asociaciones de consumidores, por tanto tienen cabida en la clasificación de Salomon, en la categoría de “Derechos civiles, asesoramiento legal y política”.

Fuente:
Elaboración propia
Fundación Luis Vives (Programa de Gestión de ENLs)

GD Star Rating
loading...
Comparte!