Recibo

En materia de consumo, un recibo es un documento acreditativo y justificativo de una operación comercial entre una empresa y un consumidor (un comprobante), técnicamente, un documento justificativo de la relación de consumo.

El recibo debe incluir el detalle de la fecha y precio de la compraventa, así como los datos personales del vendedor.

El recibo suele incluir de forma sucinta además el bien o servicio prestado de cuya prestación es reconocimiento.

Normativa autonómica
Algunas normas recientes como la gallega*, dicen al respecto que “los consumidores tienen derecho a la entrega de una confirmación documental de la contratación realizada, que habrá de ajustarse a lo dispuesto en la normativa vigente, indicando la identificación de la empresa, con el nombre o razón social, identificación fiscal, domicilio social y dirección del establecimiento físico, en caso de que proceda, así como la fecha de la contratación. A solicitud del consumidor, deberá realizarse el desglose de todos los bienes, productos, servicios, mano de obra, cuando proceda, y recargos e impuestos aplicables”. 

Diferencia entre recibos y facturas
La diferencia entre un recibo y una factura es que la factura lleva incluida la razón social completa del vendedor, el desglose de impuestos, la fecha, el servicio prestado y una numeración única correlativa.

* Ley 2/2012, de 28 de marzo, gallega de protección general de las personas consumidoras y usuarias. (DOG de 11 de abril de 2012).


GD Star Rating
loading...
Comparte!