Qué son las escrituras públicas de los Notarios y para qué sirven

Una escritura pública es un documento público otorgado ante un Notario que da fe de lo que se acuerda y debe ser ajustada a Derecho.

Los notarios, al otorgar una escritura pública en un acto lo hacen por delegación del Estado como funcionarios privilegiados que velan por que se cumpla la legalidad y no se firmen cosas contrarias a los intereses de la parte más débil de la relación comercial: el consumidor de a pie.

Escrituras más populares
Las dos escrituras públicas que más otorgan los Notarios en España son las de compra-venta de vivienda y la de constitución de hipoteca sobre una vivienda al objeto de financiar su compra con el dinero de un banco o caja de ahorros.

Compra venta de vivienda
En materia de vivienda la escritura pública de compra-venta es el documento en el que se plasma el acuerdo de compra-venta entre el vendedor y el comprador.

En España no es obligatorio otorgar una compraventa en escritura pública por medio de un notario pero es muy recomendable hacerlo si queremos inscribir la compra-venta (el cambio de titularidad de la vivienda) en el Registro de la Propiedad.

Además, si se necesita obtener financiación a través de un banco (una hipoteca), tendremos que recurrir al notario para obtener la escritura de compra-venta de la vivienda (el banco quiere saber de quién es la vivienda) y también para escriturar la obtención (constitución) de la hipoteca con la que se obtendrá la financiación de la vivienda.

No es cierto que hasta que no se firmen las escrituras ante Notario, el comprador no sea verdaderamente el propietario de la vivienda (bastaría con el contrato privado de compra-venta entre las partes), pero gracias a ellas, obtenemos seguridad jurídica.

Funciones y ventajas de las escrituras públicas
Las escrituras públicas dan seguridad jurídica a las transacciones entre consumidores particulares o entre consumidores y empresas (promotores, bancos, etc.) por varias razones:

 Sirven a efectos de información, de prueba y ejecutorios frente a terceros: “la vivienda es mía, como lo prueba la escritura de compra-venta”;

 Reducen el riesgo de operaciones de compra-venta fraudulentas, ya que previo a la compra el Notario comprueba que la vivienda que se vende verdaderamente pertenece al que la vende y si tiene cargas que puedan afectar al comprador (Registro de la Propiedad);

 Dan confianza a sus poseedores sobre sus propiedades.

Fuentes:
Elaboración propia y
www.notariado.org

GD Star Rating
loading...
Comparte!