Animal doméstico

Un animal de compañía o mascota, es un animal doméstico que no es forzado a trabajar, ni tampoco es usado para fines alimenticios.

Una de las leyes autonómicas que regulan a los animales de compañía* da la siguiente definición:

“Son animales de compañía los animales domésticos o domesticados, a excepción de los de renta y de los criados para el aprovechamiento de sus producciones, siempre y cuando a lo largo de su vida se les destine única y exclusivamente a este fin”.

Esta norma excluye a una serie de animales que no cabe tener por animales de compañía legalmente, los de la caza, pesca, la protección y conservación de la fauna silvestre en su medio natural, los domésticos de renta, los animales criados para el aprovechamiento de sus producciones, sean o no domésticos, siempre y cuando a lo largo de su vida se les destine única y exclusivamente a este fin, la utilización de animales para experimentación y otros fines científicos y la fiesta de los toros.

Mascota
El término mascota proviene del francés mascotte, y se aplica a persona o animal que por traer buena fortuna, sirve de talismán.

En casi todas las sociedades humanas las mascotas suponen un fenómeno social muy antiguo.

En la mayoría de los lugares del mundo, el perro y el gato son las mascotas por excelencia, con siglos de tradición y cría selectiva.
Pero se han hecho un hueco muchas especies, algunas con gran tradición, como las aves de canto, caballos, carpas de colores, etc.

* Ley 5/1997, de 24 de abril, de protección de los animales de compañía

Fuente:
Elaboración propia y
Wikipedia


GD Star Rating
loading...
Comparte!