Aparato eléctrico y electrónico

Legalmente*, un aparato eléctrico o electrónico es un aparato que necesita para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinado a ser utilizado con una tensión nominal no superior a 1.000V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

La normativa clasifica estos aparatos (que son los que tenemos a nuestro alcance en el hogar), en diez grandes grupos de los cuales siete están en nuestro hogar (electrodomésticos grandes y pequeños, equipos de informática y telecomunicaciones; aparatos electrónicos de consumo, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas o electrónicas, juguetes y equipos deportivos o de tiempo libre eléctricos).

La normativa europea y española obliga a gestionar debidamente los residuos de estos aparatos eléctricos y electrónicos y a marcarlos con el símbolo de un contenedor tachado por unas aspas previsto legalmente.

Símbolo del RD 255/2003 de 28 de febrero

Excepcionalmente, si el aparato no puede etiquetarse por su dimensión o por la función que debe desarrollar, el símbolo se estampará en el envase, en las instrucciones de uso y en la garantía del aparato electrodoméstico.

* Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos.

GD Star Rating
loading...
Comparte!