Consejos a la hora de contratar un crédito rápido

Consejos a la hora de contratar un crédito rápido

Los préstamos rápidos, minipréstamos, minicréditos rápidos o créditos con ASNEF son distintas formas de referirse a los créditos rápidos que se han puesto muy de moda y han florecido en España en estos años de crisis.

A la vez que los bancos cerraron el recurso al préstamo a miles de clientes y sólo querían clientes sanos sin ninguna posibilidad de incurrir en impagos, han surgido decenas de empresas de financiación privada cuyo negocio consiste en constituir e invertir un fondo de capital dedicado al préstamo, que prestan en importes muy pequeños, con muy poca duración y con un interés realmente alto que se paga a la cancelación del préstamo, que hace que cuanto más roten sus fondos, más ganan al final del ejercicio.

El origen de estos créditos mini, según el Diario Abc, está en los créditos que el economista filántropo Mohammed Yunus daba a las mujeres de las comunidades pobres de su país al objeto de que montasen pequeños negocios de subsistencia. De su capacidad para devolver las pequeñas aportaciones dependía su capacidad para conseguir nueva financiación. Esta iniciativa se organizó después en forma del Banco Grameen, que le valió a Yunus el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998 y el Premio Nobel de la Paz de 2006.

Estos préstamos de dinero, al ser de menor cuantía y duración que los préstamos personales tradicionales, se conceden rápidamente al no requerir apenas trámites y la única garantía de pago es la personal del prestatario (el consumidor que pide el préstamo).

Para pedir un crédito rápido en general hace falta tener cierta estabilidad, un expediente de pagos bueno y capacidad para devolverlos, sabiendo que el interés que se paga es realmente alto, aunque la cuantía en juego muy pequeña.

Consejos

A la hora de elegir un crédito rápido te damos los siguientes consejos:

1.-Los créditos rápidos realmente son interesantes si no queda más remedio que solicitarlos porque se nos han cerrado las demás vías de financiación y tenemos que tapar un agujero temporal. Cuando no tenemos un familiar que nos ayude, no tenemos la posibilidad de un anticipo de la nómina, el banco no nos presta el dinero, etc. el crédito rápido puede ser la solución.

Pero siempre es mejor recurrir a alternativas que seguro serán más baratas que estos préstamos al consumo.

2.-Si no tienes solvencia, no incurras en una espiral creciente de crédito rápido, amortización, nuevo crédito rápido en tu vida, ya que los intereses que acabarás pagando al final te estrangularán.

Es decir, el crédito rápido debería ser el recurso de última instancia para un consumidor que puede hacer frente a él, pero no un recurso para financiar tu “estilo de vida”. Será necesario analizar nuestra forma de consumir, los gastos que tenemos y poner fin a los que no sean necesarios.

3.-Precisamente, un reclamo de los principales empresas que se dedican a esta actividad es captarte como cliente con un primer crédito “sin intereses ni comisiones”, para que los pruebes, y una vez les devuelvas el dinero original al cabo de pocas semanas, “tenerte ya fichado” y “fidelizado” para en una siguiente vez, y otra y otra, y así mes tras mes, ya sea en forma de renovación (algunos prestamistas no suelen admitir más de una renovación, previo cobro de una comisión por renovación y otros dejan pasar al menos un día entre préstamo y nuevo préstamo), aunque nada impide que días o semanas más tarde de devolver el préstamo, te endeudes otra vez. Como la empresa ya conoce tu “solvencia”, si eres buen pagador, te recibirá con los brazos abiertos de nuevo, un mes más.

Por ejemplo, Cashper te dará un primer préstamo de entre 50 euros a 15 días, debiendo devolver 15 euros (TAE 59.000%) o 100 euros, mientras que Vivus te da un primer préstamo gratis, sin coste ni comisión.

4.-Compara las ofertas de las distintas empresas en el mercado fijándote no sólo en su coste y comisiones (coste de procesamiento y gestión del préstamo) expresado en forma de TAE sino en el coste diario para el mismo importe y duración del préstamo mediante los simuladores con que cuentan las distintas webs a nuestro servicio. Una forma original de hacerlo es 

Ojo con la duración porque si no es la misma, no serán plenamente comparables los dos préstamos rápidos. En general cuanto más corta la duración y mayor la cuantía, mayores los intereses diarios a devolver.

También importa su transparencia, su facilidad de contratación, la existencia de costes adicionales a los de procesamiento como los costes de notificaciones por SMS (por ejemplo, Cashper cobra 0,35 euros por cada envío de mensajes de texto con alguna notificación) o el coste de la transferencia bancaria del cliente a la empresa prestamista.

5.-Comprueba las opiniones de otros usuarios sobre el servicio en particular en las principales webs de opiniones.

6.-La forma más clara (aunque no la más justa en términos comparativos con otros préstamos de mayor duración) para comparar estos créditos es la TAE. Esta tasa de publicidad obligatoria tiene en cuenta el coste en términos anuales tanto del nominal a desembolsar en forma de intereses por el préstamo como cualquier comisión de apertura o estudio del préstamo.

Has de saber que las TAEs habituales de estos préstamos son elevadísimas por su duración muy inferior al año para el que está pensada la TAE…. (por ejemplo, para un préstamo de 100 euros a 30 días, los intereses de Vivus serían de 24 euros, lo que equivale a una TAE del 1270%, o según el ejemplo de Cashper, la TAE de un préstamo de 200€ a 30 días con un cargo de 65€ de intereses (la cantidad total a devolver será de 265€) ascenderá al 2.969%), pero realmente no son comparables con las de los préstamos bancarios tradicionales con una duración superior al año, que suelen estar entre el 5 y el 15% de TAE.

Es decir, que no se puede concluir que un préstamo con una TAE del 1200% es mucho más caro que uno con una TAE del 11%. La duración es crucial, ya que en el primero, no será superior al mes mientras que el segundo puede, por ejemplo, tratarse de la financiación de un coche a cuatro años en pagos mensuales.

Evitar o modificar la publicación de la TAE es, precisamente, una de las demandas de la asociación que representa a todas las empresas que prestan dinero rápido, frente a la obligación legal de hacerlo.

7.-Hay que leer con detenimiento las condiciones generales de los créditos para ver a qué nos obligamos, sobre todo al completar y remitir la solicitud de préstamo ya que estarás declarando, por ejemplo (caso de Cashper), “que no existen pagos pendientes o deudas con terceras partes que puedan impedir el pago del Préstamo, incluidos pagos pendientes que estén registrados en cualquier lista de prestamistas/prestatarios como ASNEF o Equifax”, o “que no se encuentra incurso en procedimientos legales o judiciales que puedan afectar a su solvencia”.

8.-Consulta con detenimiento las penalizaciones por falta de pago y pago atrasado (mora) que te cobrarán en caso de impago.

Por ejemplo, Cashper anuncia que la falta de pago de cualquier importe vencido genera una penalización por pago atrasado del 20% del importe no abonado, además del importe total no abonado. Por ejemplo si te prestaron 200 euros, y te demoras en el pago al vencimiento, deberás ya: 200 euros del principal + los intereses del préstamo + 40 euros de penalización.

Además “el usuario prestatario asumirá el coste de los recordatorios de pago en que incurra, abonando los siguientes recargos: al día siguiente del vencimiento del plazo 20 €, a los 10 días del vencimiento del plazo 20 €; y a los 20 días del vencimiento del plazo 20 € de recargo”.

“A los 90 días del vencimiento del plazo se procederá a la inclusión del cliente en el fichero de impagados de Asnef previo aviso mediante SMS, carta y email y cuyo coste de procesamiento de 35 € se le cobrará al cliente”.

9.-Derecho de desistimiento del contrato

Al contratarse a distancia estos créditos, el consumidor prestatario tiene un plazo de 14 días naturales, desde la fecha de conclusión del acuerdo del préstamo o desde el día en que reciba las condiciones contractuales y la información solicitada, para desistir del préstamo sin dar ninguna explicación. No podrá ejercer el derecho de desistimiento sin embargo, en caso de que el préstamo haya sido totalmente ejecutado por ambas partes a petición expresa del prestatario (es decir, si ya tenemos el dinero en nuestra posesión y la fecha de devolución ya es firme).

10.-Recuerda que se trata de préstamos al consumo con la garantía personal de la persona que recibe el dinero (prestatario), por los que nos obligamos a devolver el importe que se nos concedió (importe del crédito) más los intereses.

En caso de impago, la empresa “apuntará” para garantizarse el cobro de nuestra deuda (más los intereses de demora correspondientes) contra cualquiera de nuestros bienes presentes y futuros (coches, propiedades, nómina, etc.) y no dudará en llevarnos a los tribunales de justicia donde, salvo insolvencia manifiesta, tendremos que responder de la deuda, sus intereses de demora y las cosas judiciales del proceso monitorio al que nos llevarán.

Consumoteca

Consumoteca es una web con contenidos prácticos clasificados por temática para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. Te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta públicación tiene 2 comentarios

  1. Me gustaría hacer hincapié en algunas ideas de este artículo que creo que son verdaderamente importantes, como conocer las condiciones del crédito que estamos solicitando, utilizar comparadores para ver todas las ofertas en conjunto y leer opiniones de clientes. De esta manera te aseguras de cuales son tus obligaciones con la empresa prestamista, puedes elegir el minicrédito que más te convenga y además puedes contrastar opiniones.

    Es importante dedicarle algún tiempo a esto y hacer un uso responsable si queremos evitar problemas.

    ¡Geniales los consejos! Felicidades.

  2. La verdad es que estos productos financieros ya están a la altura de las condiciones que pueden ofrecerse en un banco, una alternativa real, tangible y seria a la financiación bancaria.

Deja un comentario

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close