Contrato de alquiler

Alquiler de vivienda | 29 de Septiembre de 2016 | 1 Comentario
Contrato de alquiler

El contrato de arrendamiento o contrato de alquiler es un contrato por el cual una de las partes (el arrendador) se obliga a transferir temporalmente el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a la otra parte (el arrendatario) quien a su vez se obliga a pagar por ese uso o goce un precio cierto y determinado.

El precio pactado en el contrato puede consistir en una suma de dinero pagada de una sola vez, o bien en una cantidad periódica, que en este caso recibe el nombre de renta. Generalmente el plazo comúnmente aceptado para un alquiler de bienes de larga duración es mensual, pero esto depende de lo que pacten las partes.

En el arrendamiento financiero o contrato de leasing (contrato de alquiler con derecho de compra) el arrendador transfiere el derecho a usar un bien a cambio del pago de rentas durante un plazo al término del cual el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado (precio residual), devolverlo o renovar el contrato de arrendamiento.

El alquiler en el Código Civil

El Código Civil español regula genéricamente en su Título VI (artículos 1.542 y siguientes) el contrato de arrendamiento (o alquiler). Veamos lo más relevante:

Artículo 1542
El arrendamiento puede ser de cosas, o de obras o servicios.

 Artículo 1543
En el arrendamiento de cosas, una de las partes se obliga a dar a la otra el goce o uso de una cosa por tiempo determinado y precio cierto.

Artículo 1544
En el arrendamiento de obras o servicios, una de las partes se obliga a ejecutar una obra o a prestar a la otra un servicio por precio cierto.

Alquilarse, se puede alquilar casi todo: objetos, utensilios, ropa, vehículos, vivienda etc.

Partes del contrato de alquiler

Se llama arrendador al que se obliga a ceder el uso de la cosa, ejecutar la obra o prestar el servicio; y arrendatario al que adquiere el uso de la cosa o el derecho a la obra o servicio que se obliga a pagar (art. 1.546 CC).

Cuando en el contrato de arrendamiento de cosas no se prohíba expresamente, podrá el arrendatario subarrendar en todo o en parte la cosa arrendada, sin perjuicio de su responsabilidad al cumplimiento del contrato para con el arrendador.

Artículo 1554
El arrendador está obligado

1.º A entregar al arrendatario la cosa objeto del contrato.

2.º A hacer en ella durante el arrendamiento todas las reparaciones necesarias a fin de conservarla en estado de servir para el uso a que ha sido destinada.

3.º A mantener al arrendatario en el goce pacífico del arrendamiento por todo el tiempo del contrato.

Artículo 1555
El arrendatario está obligado:

1.º A pagar el precio del arrendamiento en los términos convenidos.

2.º A usar de la cosa arrendada como un diligente padre de familia, destinándola al uso pactado; y, en defecto de pacto, al que se infiera de la naturaleza de la cosa arrendada según la costumbre de la tierra.

3.º A pagar los gastos que ocasione la escritura del contrato.

Artículo 1556
Si el arrendador o el arrendatario no cumplieren las obligaciones expresadas en los artículos anteriores, podrán pedir la rescisión del contrato y la indemnización de daños y perjuicios, o sólo esto último, dejando el contrato subsistente.

Artículo 1557
El arrendador no puede variar la forma de la cosa arrendada.

Fuentes: elaboración propia y Wikipedia.

Compartenos!

Consumoteca

Consumoteca

Consumoteca es una web con contenidos prácticos clasificados por temática para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. Te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.