¿Qué pasa con el cadáver del donante después de extraerle órganos y tejidos?

En nuestro país puede ser donante de órganos toda persona que en vida decida libre y altruistamente y así lo comunique a sus familiares, que después de su muerte sus órganos sirvan para salvar o mejorar la vida de otras personas.

Los donantes de órganos y tejidos son personas de cualquier edad, sin enfermedades transmisibles (infecciones, cáncer, etc.) y que fallecen en un hospital.

 Para ser donante basta con haber trasmitido a nuestros familiares más directos dicha voluntad de donar libremente los órganos y/o disponer de una tarjeta de donante.

 Generalmente se es donante cadáver siempre que en vida no se haya uno opuesto a la donación en caso de fallecimiento, aunque se puede ser donante vivo.

 El fallecimiento ha de haber sido en un hospital tras un paro irreversible de las funciones cerebrales o de las funciones cardiorrespiratorias, sin que haya posibilidad de recuperación: sólo de este modo podrá mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento de la muerte hasta el de la extracción.

 Para el tejido ocular, no importa el lugar donde se produzca la muerte, la extracción se puede retrasar unas horas.

Lugar del fallecimiento
Para poder dar los órganos y tejidos, el donante tiene que morir en un hospital después de un paro irreversible de las funciones cerebrales o de las funciones cardiorrespiratorias, sin que haya posibilidad de recuperación: sólo de este modo podrá mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento de la muerte hasta el de la extracción.

Para el tejido ocular no importa el lugar donde se produzca la muerte, la extracción se puede retrasar unas horas.

La donación y extracción sólo pueden realizarse en un hospital autorizado ya que debe reunir una serie de requisitos. Tras el fallecimiento, el equipo de Coordinación de Trasplantes:

 Comprueba que se han cumplido todos los requisitos legales marcados por la Ley,

 Valora los órganos y tejidos que puedan ser válidos para trasplante,

 Consulta a la familia sobre la voluntad del fallecido en relación con la donación.

En caso favorable, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), pone en marcha los mecanismos para llevar a cabo con éxito la donación y el trasplante en los receptores más adecuados.

Las donaciones se realizan siempre de forma altruista (no hay pago alguno para el donante ni coste para el receptor), anónima (donante y receptor no se conocerán) y todo el proceso es cubierto desde el punto de vista económico por el Sistema Nacional de Salud, pudiendo llegar a intervenir más de 100 profesionales, sanitarios y no sanitarios.

Una vez practicadas las extracciones de órganos
No hay ninguna otra diferencia respecto a otra muerte hospitalaria.

La extracción de órganos y tejidos, que se hace en condiciones estériles y en una sala de operaciones apropiada, es una operación practicada por un equipo médico y de enfermería calificado.

El cuerpo no queda desfigurado y siempre se trata con el máximo respeto.

Fuentes:
Organización Nacional de Trasplantes (ONT)
Organización Catalana de Trasplantes (OCATT)

GD Star Rating
loading...
Comparte!