Aguas minerales naturales

Legalmente* son aguas minerales naturales aquellas aguas microbiológicamente sanas que tengan su origen en un estrato o yacimiento subterráneo y que broten de un manantial o puedan ser captadas artificialmente mediante sondeo, pozo, zanja o galería, o bien, la combinación de cualquiera de ellos.

Éstas aguas minerales naturales pueden distinguirse claramente de las restantes aguas de bebida ordinarias (aguas preparadas):

 Por su naturaleza, caracterizada por su contenido en minerales, oligoelementos y otros componentes y, en ocasiones, por determinados efectos,

 Por su constancia química, y

 Por su pureza original.

Estas características de las aguas minerales naturales se deben mantener intactas, dado el origen subterráneo del agua que la ha protegido de forma natural de todo riesgo de contaminación.

Para la utilización de esta denominación, las aguas deberán cumplir una serie de características y requisitos de declaración y autorización, inscribirse en el Registro General Sanitario de Alimentos y ser publicadas en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Aguas de manantial
A diferencia de las aguas minerales naturales, las aguas de manantial tienen origen subterráneo pero emergen espontáneamente en la superficie de la tierra o se captan mediante labores practicadas al efecto.

* Real Decreto 1798/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula la explotación y comercialización de aguas minerales naturales y aguas de manantial envasadas para consumo humano (BOE de 19 de enero de 2011).

GD Star Rating
loading...
Comparte!